Los Boston Celtics tiene lo suficiente para las finales ?

En la NBA, cual dogma, siempre se ha dicho que un jugador tras firmar un gran contrato se deja llevar. Esto viene de la mano de ese espectacular «año de contrato» que se suele marcar previamente. En el caso de Brown, esa preparación de contrato se dio desde el banquillo, en un rol limitado, y con muy pocos frutos, y tras engañar a Danny Ainge para recibir una millonada en su extensión, Jaylen no ha defraudado, y no se está mereciendo lo que cobra. ¡Vaya robo

Boston Celtics (en idioma español: Celtas de Boston) es un equipo profesional de baloncesto en la NBA con sede en Boston, Massachusetts, Estados Unidos. Los Celtics juegan sus partidos como locales en el TD Garden y forman parte de la División Atlántica de la Conferencia Este. El equipo tiene una fuerte tradición irlandesa, por lo cual utiliza indumentaria verde. Fundado en 1946, con sus 17 campeonatos es el equipo más laureado de la historia de la NBA

Hace tiempo que en Boston no se juega unas Finales de Conferencia, pero la cosa parece que puede cambiar. Los Celtics han encontrado por fin un sendero que seguir y Brad Stevens ha dado de nuevo con la tecla con un equipo que no partía a principio de temporada como uno de los favoritos para hacerse con el título de la NBA. El equipo verde ha ecadenado 10 victorias consecutivas en casa, algo que no conseguían desde la temporada en la que se coronaron como campeones.

La marcha este verano de jugadores muy importantes como Al Horford o Kyrie Irving no ha lastrado para nada al equipo que, con la llegada de Kemba Walker y el resurgir de Gordon Hayward la plantilla está asumiendo el rol de favoritos que perdieron la temporada pasada. La victoria ante Cleveland Cavaliers (110–88) supuso la sexta en siete partidos y la décima seguida en el TD Garden, un hito que solo han logrado cuatro veces a lo largo de su historia y en la última ocasión, el desenlace ya lo conocen.

Junto a ellos se encuentran otros dos equipos en el Este que no conocen la derrota en sus respectivas canchas: Miami Heat y Philadelphia 76ers, un hecho que no se produce en la liga desde la temporada 2003–04. Además del buen regreso de Hayward y la gran temporada de Kemba Walker, otro de los protagonistas de que los Celtics estén tan bien es el buen nivel de Jayson Tatum. El alero sumó en el encuentro mencionado un doble-doble de 19 tantos y 11 rebotes, unos números por debajo de su promedio esta temporada: 21,1 puntos, 7,2 rebotes y 2,8 asistencias por encuentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s